Ernest Benach: “En el ADN de Esquerra hay distintas almas”

14 06 2008

La entrevista, publicada en Elperiódico.com

• Entrevista con el ‘president’ del Parlament de Catalunya
• Encabezó la candidatura afín a Josep Lluís Carod-Rovira en las recientes elecciones de ERC

JOAN TAPIA
–Las dos candidaturas oficialistas lograron el 64% de los votos, la protesta reunió más de la tercera parte. ¿Qué pasará el sábado: 64% contra el resto, o juego y combinaciones triangulares entre tres tercios desiguales?

–El presidente y el secretario general ya han sido elegidos. El juego triangular carece, pues, de sentido.

–¿Pacto entre Puigcercós y usted, que suman el 64% y apoyan la gobernabilidad?
–Habría que ir a un gran consenso que permita una ponencia política y una ejecutiva de máxima integración. Tras la lección democrática de las votaciones, con una participación del 70%, hay que rehacer la unidad. Tras un periodo de desgaste, debemos iniciar la recuperación.

–¿A quién le corresponde la responsabilidad?
–A todos. Primero a Puigcercós. Pero yo asumo mi cuota. Y a Carretero.

–¿Será posible?
–No me atrevo a un pronóstico. Deseo la integración y haré todo por ella. Pero también puede haber un pacto entre la gente de Puigcercós y la mía. Y puede no lograrse ningún pacto y que Puigcercós haga una ejecutiva monocolor.

–No excluye nada.
–La integración exigirá voluntad y generosidad por parte de todos. Hay 4.070 congresistas inscritos, no sabemos los que vendrán. Y el reparto puede ser diferente del del sábado.

–¿Cuál es el obstáculo?
–Lo primero es lograr una ponencia conjunta. No podemos votar la enmienda a la totalidad de Carretero porque prioriza el eje nacional sobre el social, y hay que dar prioridad a ambos.

–¿Entonces?
–Hay margen para el acuerdo. Y no debe ser una simple acumulación de enmiendas. Debe tener coherencia.

–¿Para su corriente, el 2014 es irrenunciable?
–El 2014 es un punto muy fuerte. Pero el partido debe creer en él.

–¿Integración con el 51% de la ejecutiva para Puigcercós?
–El congreso elige 18 miembros. La ejecutiva se completa con 12 presidentes regionales y nueve cargos institucionales. ¿El 51% de 18, o de 18 más 21?

–Usted dirá.
–El ganador debe gestionar y en la ejecutiva no debe haber cuotas. Pero la integración exige la presencia de distintas sensibilidades. Y compartir cosas. Una candidatura no debe monopolizar todo el poder.

–Se dice que usted exige que Niubò, su secretario general, ocupe organización y desplace a Vendrell.
–(Gesto de disgusto) No creo que hoy las cosas estén planteadas así.

–En el proceso ha flotado una rivalidad Carod-Puigcercós por la candidatura a la Generalitat en el 2010.
–Hoy hay que priorizar el partido. Y hacer el máximo esfuerzo para no perjudicarle. Si en el 2010 hay dos candidatos, se decidirá en primarias. Democráticamente.

–¿Cómo está Carod?
–Lo veo esta tarde ayer. Tiene que reflexionar y tomar decisiones.

–¿Influirán en el congreso?
–Claro. Sin duda.

–Su candidatura ganó en Tarragona y en Barcelona ciudad. Pero usted quedó detrás de Carretero, aunque por muy poco. ¿Cómo se siente?
–Cuando te presentas y no ganas no puedes estar satisfecho. El mapa territorial es complejo. No pensaba quedar detrás de Carretero. Ha capitalizado el descontento.

–¿El sector de Carretero quiere el pacto con CDC?
–Pregúntele a él. Pero hay algo más. Quizá sea más cómodo estar en la oposición.

–Puigcercós ha ganado, pero ha sido el tercero en Barcelona ciudad. ¿Nubla esto su victoria?
–Y el cuarto en Tarragona ciudad. Puigcercós ha ganado. Sin nubes. Pero Esquerra es diversa.

–¿Ha ganado la praxis gubernamental de Macià frente al instinto de revuelta de Companys?
–No estoy de acuerdo. Companys también gobernó. Y Macià también se sublevó

–Contra la dictadura.
–Mire, en el ADN de Esquerra hay distintas almas. Y Esquerra va bien cuando la dirección sabe integrar las distintas almas y sensibilidades.

–¿A ERC le ha ido bien el tripartito?
–Gobernar en coalición es siempre complicado. Pero ya dijo Tarradellas que para hacer avanzar a las sociedades hay que gobernar.

–¿El Govern acabará la legislatura?
–Creo que sí. Pero en otoño, cuando cumpla dos años, debe hacerse un balance y una reflexión para el resto de la legislatura. Pero no en clave de crisis. Ni de replanteamiento.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: