Un retrato del amor frustrado de Jane Austen podría venderse por 63.000 euros

14 06 2008

La noticia, en Elmundo.es

La acuarela sobre marfil es del pintor George Engleheart

Se piensa que la historia de Tom Lefroy sirvió de inspiración para ‘Orgullo y prejuicio’

EFE
La acuarela de George EnglehearLONDRES.- Descrito por la propia Jane Austen como “un joven elegante, guapo y agradable”, Tom Lefroy ha sido siempre considerado el amor frustrado de la escritora. Más de dos siglos después de su malogrado idilio, un retrato en miniatura de este joven podría venderse por unos 63.000 euros (50.000 libras).

La obra, una acuarela sobre marfil de sólo 7,5 por 3 centímetros, será exhibida por los especialistas en retratos miniaturas Judy y Brian Harden, en la Feria de Arte y Antigüedades ‘The Grosvenor House’, que se celebra del 12 al 18 de junio en Londres.

El retrato, según han explicado los organizadores del evento, fue pintado por George Engleheart en 1798, dos años después de que la escritora y el abogado se vieran obligados a separarse, y está estimado en un valor de 63.000 euros.

Sólo se conocen dos versiones de pinturas en miniatura de Engleheart (1752-1829) y ésta en concreto es la original, firmada con la cursiva “E” distintiva del artista y con varios mechones de pelo en la parte de atrás, aunque no se sabe a quién pertenecieron.

Una historia de novela
Lefroy conoció a Austen mientras visitaba a sus tíos en Hampshire, al sur de Inglaterra, en 1796, cuando ambos tenían 20 años y, seguramente, se quedaron prendados el uno del otro.

Mientras Austen se refirió a él, en una carta a su hermana Cassandra, como “un joven elegante, guapo y agradable”, él definiría más tarde su historia como “un amor juvenil”.

Hablaron, bailaron y, aparentemente, coquetearon, pero la historia de ambos pronto siguió caminos separados.

La familia del joven era la rama pobre de los Lefroy y de él se esperaba que se casara con una mujer de posibles para aliviar la situación financiera doméstica, pero Austen era sólo la hija de un clérigo.

Poco antes de que se separaran, ella escribió: “Finalmente ha llegado el día en el que voy a coquetear por última vez con Tom Lefroy… Mis lágrimas fluyen mientras escribo sobre la idea de la melancolía”.

Tres años más tarde, el joven se casó con Mary Paul, una rica heredera que sí cumplía con lo que esperaba la familia Lefroy, y posteriormente tuvo una larga y exitosa carrera legal, llegando a convertirse en el presidente del Tribunal Supremo de Irlanda, en 1852.

El matrimonio tuvo siete hijos, cuatro chicos y tres chicas, la mayor de las cuales recibió el nombre de Jane.

Austen, por su parte, nunca se casó y se cree que nunca volvió a verle, aunque, según los críticos, ese romance juvenil pudo servirle de inspiración en algunas de sus novelas, como en ‘Orgullo y prejuicio’.

La relación entre Lefroy y Austen ha sido llevada a la gran pantalla en la película ‘La joven Jane Austen’, en la que Anne Hathaway interpreta a la joven escritora y James McAvoy al guapo abogado.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: